domingo, 28 de febrero de 2010

técnica de la almohada emocional ~


"Me doy cuenta que tengo muchos problemas para vivir en sociedad. (…) Me siento rodeada de mediocres, de gente falsa, de optimistas, y me di cuenta, especialmente esta última semana, que yo detesto profunda y enérgicamente el optimismo, o sea, me parece un error el optimismo, me parece una manera estúpida de encarar la vida, y a parte también observé que tengo muchísimos optimistas alrededor, entonces esa sonrisa de medio pelo me saca, no lo puedo controlar. (…) El optimismo básicamente es una manera de negar la realidad. Yo el otro día, sin ir más lejos, me encontré con un amigo (que ahora pasó a ser ex-amigo) que me cuenta que chocó el auto, que le quedó hecho percha, estaba con un yeso del tobillo a la cadera. Le digo: 'Boludo, que cagada lo que te pasó. No lo puedo creer' y me dice 'no, Tana, pero vos sabés que dentro de todo fue una desgracia con suerte'. A mi me gustaría que alguno me explique el concepto de 'desgracia con suerte', porque no entiendo cual fue el componente de suerte que tuvo en todo esto. (…) Lo que yo digo es ¿por qué ver las cosas de una manera mas positiva? Si este pobre diablo encima chocó el auto ¿por qué por lo menos no tiene la oportunidad de decir 'la concha de la lora, que suerte puta que estoy teniendo'? Es lo mismo."

Siempre lo dije Tana, siempre. Es una manera de negar la realidad.

Pero gracias al sistema ShineOn2010 no necesitas más creer en cuentos de hadas!

Te preguntarás como funciona: Nuestro sistema consiste en prepararse para lo peor pero esperar lo mejor.

Hasta acá venía mi entrada.

Después de escribir esto googleé las bases (?) de mi sistema y descubrí que alguien le puso nombre: "técnica de la almohada emocional", me gusta, es un nombre digno. Seguí leyendo y resulta que unos estadounidenses (cuando no) hicieron unos experimentos para ver si este método servía o no. (Les dieron una especie de evaluación simple a 80 personas). Les transcribo lo que dice la nota, lo que está con violeta son acotaciones mías:

"Los investigadores encontraron que los estudiantes que esperaban hacerlo mal se sentían peor que aquellos que también fallaron pero que predijeron que lo harían bien. Las expectativas pesimistas podrían exacerbar la desdicha cuando una persona fracasa. Por tanto, el "efecto almohada" de prepararse para lo peor no funcionaría y simplemente te hará más desdichado cuando el fracaso llegue. [Si te pasa eso, te lo digo desde ya, no lo estás haciendo bien. La idea es anticiparse a la desdicha y plantearla como una opción factible. Para que, llegado el caso, no te sea tan chocante y/o deprimente]. El estudio también sugiere que la reacción de una persona a una decepción o fracaso está determinada principalmente por la perspectiva en la vida que tiene. Aquellos que esperan el éxito y fracasan tienden a tener en cuenta el lado positivo de las cosas y a pensar que lo han hecho razonablemente bien a pesar de todo. Pero también tienden además a negar su responsabilidad por el bajo rendimiento mostrado. [Acá va tomando color la cosa. Es como dice la Tana, negar la realidad. Y no sos optimista, sos un creido y te negas a aceptar que no hiciste las cosas bien]. En esta segunda parte del estudio, en la que los estudiantes eran preguntados sobre si los resultados de la prueba era un reflejo de su habilidad o no, se comprobó que aquellos que veían la vida de color rosa y fracasaban decían que el test no reflejaba su habilidad. Por tanto las personas que tienen bajas expectativas tienden a estar abatidos en la vida y quizás menos preparados para lidiar emocionalmente con las decepciones. Y si no consiguen la meta propuesta tienden a culparse a sí mismos. Y por el otro lado, los optimistas tienen a echar la culpa de su bajo rendimiento a los demás o a factores externos negando gran parte de su responsabilidad. [Insisto, el objetivo es no tener decepciones. Y, de última, si te culpás a vos mismo te va a servir para superarte o 'crecer como persona', no como el optimista este que va a quedar como un forro, aparentemente] Basándose en estos experimentos y en otros anteriores, Brown afirma que el mejor modo en el que una persona puede soportar las decepciones es darse cuenta que no tiene tanta importancia y que la persona necesita ser lo suficientemente fuerte para aprender que el fracaso no es tan malo. [¿No es lo que digo yo?] Sin embargo, algunas veces el pensamiento pesimista puede suponer una ventaja. Anticiparse al fracaso en un examen o en una charla pública puede motivar a ciertas personas a estudiar más o a prepararse mejor para así contrarrestar el pronóstico. Los psicólogos llaman a estos individuos "pesimistas defensivos". Por tanto, y según Julie Norem (Wellesley Collage) que estudia las estrategias usadas por la gente para perseguir sus metas, tender a esperar lo mejor tiene consecuencias negativas. Aquellos que continuamente rechazan o ignoran sus fracasos, por ejemplo en el trabajo, deberían de tener la suficiente perspectiva para darse cuentan de que pueden ser despedidos. La moraleja es que no hay un consejo simple sobre la mejor opción en estos casos, si esperar lo mejor o lo peor. Las expectativas pesimistas producen desdicha, pero las optimistas fracaso e irresponsabilidad." [No es rechazar o ignorar un fracaso che! Es considerarlo una posibilidad, 'Tanto culpa mía como culpa de otro, puede ser que Esto salga mal'. Entonces, si sale mal pensás 'Y bue, yo sabía que podía pasar, cosas de la vida' y si sale bien sos feliz, capo]


EEEEEn fin, a mi mi método nunca me traicionó, y yo lo comparto con ustedes por si quieren probarlo. Y si estoy muy equivocada bueno, es un gran tema para la tesis de cuando termine mi carrera ;D

6 comentarios:

Metalero99 dijo...

concordamos en eso miss, el optimismo apesta terriblemente...
sin mencionar que la gente optimista es terriblemente irritante

No se...
aguante la cotorra criolla ?)

loro711 dijo...

Coincido plenamente contigo.
En todo.
Pero en TODO.

Lamentablemente dejaste fuera un grupo, un grupo muy grande.

LOS IMBÉCILES QUE NO TIENEN CONCIENCIA DE SU FINITUD.

Besos.

Paula y punto. dijo...

Nanana, hay que ser como Flanders y poner buena cara (?)

Beso, Miss.

.Guada. dijo...

i used to be troubled, but I finally found the light: i don't worry about a thing, cause nothing's gonna be alright ♪

PwrDgr dijo...

che.. todo bien.. pero a lo que vos le decís "pesimismo" o "prepararse para lo peor".. no es el pesimismo en sí... es, digamos, realismo, es poner en crítica real o en perspectiva algo que está sucediendo o va a suceder...
Respecto del optimista o negador de la "realidad".. es así.. si no quisiera el humano evitar la realidad, y todas sus consecuencias y cargas, no viviría de la religión y las adicciones...

como dijo un loco por ahí.. "lo importante no es vivir largo tiempo, lo importante es vivir"..

Miss Vicky dijo...

El texto dice "pesimismo", para mi es ser realista. Hay que volar bajito, así no nos duele tanto si nos caemos.